Ir al contenido principal

La velocidad en el Fútbol

La velocidad en el fútbol

La velocidad es importante trabajarla en el fútbol. Si observamos un partido, comprobaremos que las situaciones de máxima velocidad ocupan un porcentaje bajo respecto al conjunto de acciones realizadas en el fútbol (pases, golpeos, carrera lenta…). No obstante, será la velocidad, la que en momentos clave de situación de gol, determinará, en la mayoría de los casos, el éxito.
Defendiendo la idea de otros autores, la velocidad no es una capacidad física, sino la consecuencia de la coordinación, fuerza y flexibilidad; por lo tanto es importante centrarse en dichas capacidades a la hora de entrenar la velocidad.
Desde el punto de vista biomecánico ,el binomio amplitud y frecuencia de zancada es muy importante, así como un correcta técnica de ejecución. Por otra parte, a nivel fisiológico debemos saber que la velocidad se verá favorecida a mayor aplicación de fuerza en el mínimo tiempo, lo que conllevará a la necesidad del trabajo de la fuerza explosiva. Además, se tendrá en cuenta la máxima coordinación intramuscular e intermuscular y una buena eficiencia del gesto técnico.
Una manera de trabajar la velocidad es mediante el contraste y la pliometría. La lógica del contraste y pliometría está en reclutar la mayor cantidad de Unidades Motrices posibles en los músculos implicados en la acción a realizar para, posteriormente realizar el trabajo con la máxima eficacia.
Es importante conocer todos estos aspectos que caracterizan a la velocidad, no obstante no debemos descontextualizar el trabajo de la velocidad, por lo que comprender que la velocidad en el fútbol tiene distintas maneras de manifestarse es un paso grande hacia un entrenamiento lógico y cercano a la realidad del fútbol. Así pues, la velocidad en el fútbol tiene diferentes maneras de expresarse:

Otro aspecto a tener en cuenta, y muy importante, es la recuperación. Sin una recuperación adecuada el trabajo de velocidad tendrá pocas mejoras.
RECUPERACIÓN:
Según Cometti (1999), la recuperación entre los sprints debe estar comprendida entre 17 segundos y 3 minutos.
-17 segundos porque este tiempo constituye según Di Prampero el tiempo necesario para la recuperación de la mitad de las reservas anaeróbicas alácticas. Es la parte más eficaz de la recuperación.
-3 minutos. La recuperación no debe exceder de 3 minutos, puesto que los capilares se volverían a cerrar, lo que haría perder al atleta el beneficio del calentamiento.
CUANTIFICACIÓN DEL NÚMERO DE ESFUERZOS:
Teniendo en cuenta la curva de Volkov, al cabo de 4 repeticiones, la tasa de ácido láctico aumenta de manera significativa. Así, consecuentemente, deben interrumpirse los esfuerzos y proponer un descanso más largo de 7 a 10 minutos para permitir que la tasa de ácido láctico disminuya y puedan realizarse los esfuerzos en condiciones alácticas ( además la recuperación nerviosa permitirá trabajar mejor a la serie siguiente.
La calidad de estas pausas debe ser activa, introduciendo tareas que contengan elementos coordinativos y cognitivos con balón.

Link para ver una sesión de ejemplo donde se trabajó la velocidad:
http://www.box.net/shared/oy1sxmrooj

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo entrenar el fútbol femenino.

Me gustaría comentar y reflexionar sobre la siguiente duda de un usuario  en el foro todoexpertos: “Muy buenas tardes. Entreno a un equipo de futbol 11 femenino, quisiera saber como plantear tanto entrenamientos como preparación fisica especifica adaptadas para ellas, ya que por sus limitaciónes como mujeres algunas veces me encuentro incapacitado para poder desarollar un entreno como si con chicos fuera, la edad es 18 a 22 años, y competimos en liga federada. Espero una respuesta! GRACIAS!” Bien, vayamos por partes. Se trata de entrenar y preparar físicamente a un equipo de Fútbol 11. En este caso se trata de un equipo femenino. Además, la edad de las jugadores es de 18 a 22 años.
Siempre y cuando no exista alguna anomalía, Tanto las mujeres como los hombres nacen  y mueren con las mismas capacidades condicionales, por lo que es importante empezar recalcando que el sexo femenino no lleva asociada ninguna limitación. Es decir, todos ellos tienen Fuerza, Resistencia, flexibilidad y velocidad…

Test técnicos de Fútbol

A continuación, me gustaría compartir algunos test técnicos para Fútbol que se pueden utilizar para comprobar el nivel técnico a principio de temporada y la evolución de nuestros jugadores/as a lo largo de ésta.
Test 1:


Nombre del test: “TIRO AL BLANCO ” Variable que  mide el test: lanzamiento preciso a puerta. Material necesario: portería de fútbol, balones y cuerdas. Lugar de realización: campo de fútbol. Organización del equipo: los jugadores pasan la prueba uno por uno. Protocolo del test: el jugador se colocará con un balón en el punto de penalti (11 m). La prueba consiste en hacer tres lanzamientos a cada lugar de la portería señalado, de los cuales se contabilizarán sólo los que hayan tenido acierto, es decir, los que se metan en el recuadro. Los recuadros superiores tendrán una puntuación por acierto de 2 puntos. Los inferiores, 1 punto. Al final de la prueba tendremos el número de aciertos por recuadro, y uno puntuación total conseguida por cada jugador. La puntuación máxima, por ta…

La flexibilidad en el Fútbol

El fútbol requiere el entrenamiento de la flexibilidad para encontrar el correcto equilibrio artromuscular. Este entrenamiento no busca aumentar el rango de movilidad de las articulaciones, sino regular el tono muscular a través de las diferentes técnicas de estiramiento. Nuestro objetivo es tonificar los músculos fásicos y estirar los músculos tónicos de manera que consigamos mantener una posición de buena alineación. Teniendo en cuenta el deporte que tratamos no buscaremos niveles de flexibilidad máxima que puedan provocar excesiva laxitud ligamentosa, sino que se buscará el desarrollar la flexibilidad residual de forma preventiva. Se deberá atender a aquellas articulaciones, músculos o regiones más solicitadas por el entrenamiento del futbolista: cadera, rodilla, tobillo, columna vertebral (Esnault, 1988), pero en especial se atenderá a la musculatura adductora, isquiotibial, extensores lumbares, flexores de cadera, ya que es la musculatura que presentamayores niveles de solicitació…